02 SECOND ANNIVERSARY – Part 1

Platón cometía un error cuando pronunció su frase lapidaria contra los artistas en sus conversaciones de la “República”. Pero lo suyo era llevar su doctrina hasta las últimas consecuencias. Pero si alguien le hubiera hecho caso, estaríamos más perdidos de lo que ya estamos. Menos mal que la filosofía no forma parte de los libros de cabecera y Platón hace tiempo que es personaje de ficción de los libros de texto.

Expulsar a los artistas de la ciudad sólo puede producir ignorancia. Un camino trazado hacia la orfandad. Los ciudadanos a merced de los tecnócratas que, con los ojos puestos en sus papeles, jamás deslizan sus dedos por otras carpetas ni pasean sus mentes cuadriculadas por estructuras nuevas. Un futuro recto que desecha la curva flexible y abarcable.

Claro está que Platón no vivió nuestros tiempos. Lejos ya de la diatriba entre lo real y lo real imitado, el artista es ahora intérprete e interlocutor. Un investigador concienzudo que bucea en lo más recóndito, entre los elementos superficiales que sólo en apariencia son superfluos.

Machaca cualquier aspecto y cada pedacito resultante es susceptible de ser girado 180º hasta que su lado oculto es revelado; aumentado para que los detalles se conviertan en protagonistas; reunido conformando nuevas y efectivas asociaciones.

Platón cometió un error. No debió expulsar a los artistas, debió poblar su república con ellos.

Plato made a mistake when he said his lapidary sentence against the artists in his conversations of the “Republic”. But he used to carry his doctrine to its last consequences. But if someone would listen to him, we would be more lost than we are. Fortunately, Philosophy doesn’t form a part of bedside books and it’s been a long time that Plato is a fictional character from textbooks.

Expelling the artists from the city only can generate ignorance. A sketched way towards orphanhood. Citizens at the mercy of the technocrats who, with their eyes focused to their papers, never glide their fingers over other folders and don’t let their squared minds to walk through new structures. A straight future that rejects the flexible and coverable curve.

It is clear that Plato didn’t live our times. Far from the diatribe between the reality and the simulated reality, the artist is now performer and interlocutor. A conscientious researcher who dives into the hidden, through the superficial elements that are superfluous only in appearance.

The artist crushes any aspect so every resultant piece is susceptible of being turned 180º to its hidden face is revealed, magnified so the details were turned into main characters; collected shaping new and effective associations.

Plato made a mistake. He shouldn’t have expelled the artists, he should have settled his republic with them.

see all the artworks at / visita todas las demás obras en:

http://www.area-zinc.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s