03 SECOND ANNIVERSARY – Part 2

La revista Area Zinc se nutre de obsesiones. Desde su nacimiento en el año 2007, su interés por el lado oscuro del alma, por lo que se arrastra en las catacumbas de la razón, ha quedado patente para sus lectores y visitantes. Su enorme poder de convocatoria se ha expandido entre artistas de todo el mundo, que han sabido aprovechar el vehículo de trasmisión que les propone Área Zinc para reunirse en interesantes aquelarres que siempre giran en torno a un tema concreto.

Estos temas trazan huellas en la arena de los sentimientos, de la pasión, del solipsismo, de las pesadillas, de la demencia que sólo lo es por ser minoritaria. Los trenes de imágenes que despliega cada número de Área Zinc se cimientan en los suspiros de los locos, en los recovecos de la cordura, en las fronteras más insospechadas.

Área Zinc ha sido capaz de renovarse en cada nuevo número, mostrando un afiladísimo punzón en su selección de artistas, abriendo ventanas a mundos ignotos y acompañando a sus lectores a asomarse a ellos… si se atreven.

En su nueva etapa, la revista amplía las fronteras de lo que parecía haber destrozado sus límites. A la invocación y captura de artistas de la imagen se suma el poder de la palabra escrita, de los nombres que crean mundos, de las cascadas de ideas derramadas sobre el fértil campo de los sueños. Área Zinc ha demostrado que quedan muchos muros por derribar, precisamente en este año en que se cumplen veinte años de la caída de uno de esos muros en cierta capital dividida. Y no sólo eso, Área Zinc os asegura, queridos niños, que tiene los arietes preparados para derribarlos.

No sabemos si nos engendró el sueño de la razón. Ignoramos si fuimos fruto del anhelo de mil lunas hechas pedazos, de su reflejo en innumerables camas vacías. Sólo sabemos que existimos. Sólo sabemos que somos. Nos arrastramos por habitaciones sin ventanas. Respiramos, exhalamos, lanzamos exabruptos, nos alzamos en rebelión contra los mundos que jamás conoceremos. Murmuramos una y otra vez la única frase que somos capaces de pronunciar, la que circunda la esencia de nuestro yo, la que nos atrapa y nos impulsa y nos mantiene con vida.

Cada día tienes que matar tu pasado.

Coleccionamos. Eso hacemos. Escarbamos en la orilla de los sueños, rebuscamos entre los escombros de la locura, extraemos la plata pura de los secretos. Nuestro grito llama a los que son como nosotros, les convoca, les anhela, les reclama. Ellos vuelan hacia nosotros, soplan al viento de los anhelos la arena de su delirio, trepan por enredaderas de nada hasta nuestros balcones ficticios. Asamblea de fetiches. Coleccionistas de aire.  Domadores de tiempo. Como nosotros, saben que se acabó el tiempo de los idilios. El paraíso se ha perdido entre borrascas de recuerdos enclaustrados.

El silencio se agolpa en nuestras arterias, las articulaciones crujen, ahítas de finales infelices. Nadamos en un río de palabras contenidas, flotamos en un útero de lexemas de lápida, de solsticios retorcidos, de corazones en pedazos. Las estrellas susurran tímidos enigmas de laberinto. Anotamos sus confesiones, consolamos su llanto de viuda. Ataúdes como tiburones nadan por el aire. Bailan a nuestro alrededor con su promesa de fetos enlatados. Todo termina en un sótano de doble fondo, en una amalgama de delirios trenzados, de sueños que germinan en la tierra fértil de las mil calaveras. El Gólgota de las altas pasiones se remueve bajo nuestros pies, mientras seguimos esperando a que las máscaras caigan, caigan.

Caigan.

jesús cañadas

_________________________________________________

BREAKING THE FRAME

by. Laura Vallés

For a long time I have been obsessed with a particular, special image. With every passing day I think about that picture and, the thing is, for six months I have driven every day passed on oil refinery which emerges out of the fog and composes itself into what might be termed a contemporary landscape. Each day in the same point, when driving, I take that photograph with my mind and go on my way. I always think about the time I could go with my tripod and my Hasselblad to shoot the photograph, but that day, for no particulal reason, never comes. The shot has to be taken early in the morning because it is when the ‘magic’ happens. The sun is behind the enourmous industrial buildings while it is artificially iluminated by a programmed system which works all day. I never thought about the fact that an enormous jumble of metal pipes could be as extraordinary as it is, but somebody should tell the Becher’s couple.

I share that anecdote because I increasingly realize the extremely  short time we dedicate to seeing. How long do you stop while visiting a website? For how long do you remain looking at every single picture?

The magazine Area Zinc was born in 2007 on the internet. It is not familiar with paper. However this issue marks the culmination of two years of effort and hard work for you who wish to see. During this time lots of portfolios of contemporary artists who work with images in different ways have been arriving from around the world trying to get published in the following issue of Area Zinc. Topics  such as “I”, “idilic”, “fetish”, “silence”, “fiction” and “delirium” have been defining the hallmark of this digital magazine.  I believe time and memory are very present on it.

Maybe I will never take that photograph of the refinery. Maybe this text will become its portrait and it will never be necessary to take the photo to achieve what a contemporary landscape shows nowadays. Think about it

________________________________________________

ROMPIENDO EL MARCO

por. Laura Vallés

Hace tiempo que estoy obsesionada con una imagen. Cada día que pasa pienso en ella y es que desde hace más de seis meses, cada mañana temprano circulo por delante de una refinería que, al estar amaneciendo, aparece entre la neblina componiendo una escena que bien representa lo que podríamos definir hoy en día como paisaje contemporáneo. Cada uno de los días, en el mismo lugar,  fotografío con mi mirada la escena y continúo mi camino. Siempre pienso en cuándo podré ir con mi trípode y mi Hasselblad a disparar la foto, pero ese día, por un motivo u otro, nunca llega. La toma ha de ser muy temprano porque es cuando se produce la magia. El sol aparece por detrás del basto espacio industrial a la vez que permanece iluminado artificialmente por su propio equipo electrónico programado que trabaja todo el día. Nunca pensé que un enorme amasijo de metales pudiera ser tan extraordinario, pero eso, que se lo digan a los Becher.

Comparto este hecho porque cada vez más, me doy cuenta del poco tiempo que dedicamos a mirar. ¿cuánto tiempo os detenéis en cada web que visitáis? ¿durante cuánto observáis cada imagen?.

La revista Area Zinc nace en 2007 via internet, por lo que no conoce el papel. Sin embargo cumple con este número dos años de esfuerzo y trabajo por y para vosotros, los que miráis.  Durante este tiempo son muchísimos los portfolios de artistas contemporáneos que trabajan con la imagen de un modo u otro, los que han llegado de todo el mundo a la redacción tratando de participar en el siguiente tema de Area Zinc. El yo, lo idílico, el fetiche, el silencio, la ficción y el delirio son los conceptos que han venido definiendo este carácter romántico y nostálgico que posee esta publicación digital.  Creo que el tiempo detenido y la memoria están muy presentes en ella.

Quizá ya nunca dispare la foto de la refinería, quizá este texto se haya convertido en su retrato y nunca necesite de la imagen para lograr transmitir lo que el paisaje contemporáneo aporta al mundo de hoy. Piensen en ello.

___________________________________

 

see all the artworks at / visita todas las demás obras en:

http://www.area-zinc.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s