ALFONSO BREZMES – SOLO EXHIBITION – ENTREVISTA DE MARÍA DEL CASTILLO

Me gustaría comenzar sabiendo cómo hiciste esta transición desde la poesía de los haikus hasta la concreción del collage y la fotografía que son el medio de tu obra.
Pues me sorprende que nombres esto, no sé de dónde lo has sacado.

-Pues aparece publicado en tu web, otra entrevista realizada a modo de conversación…
Jaja. Claro, es cierto. Bueno, todo está relacionado, ya sea a través de la palabra o de la imagen mi  idea es comunicar. No he abandonado la palabra como herramienta de trabajo porque la pasión de mi vida siempre ha sido la literatura pero todo eso ha servido como magma para construir mi universo y luego poco a poco desde los 18 años que descubrí que podía ver el mundo de otra forma desde el objetivo de la cámara, la palabra, la poesía, la literatura han venido alimentando mi forma de ver el mundo. La cámara o el escaner o el collage han venido apareciendo después.

-¿Y alguien te introdujo en la fotografía o vino de manera fortuita?
Se trató de un proceso natural, es como si estuviera llamado a ella. Jamás he asistido a un curso, he evolucionado solo y eso también ha marcado mi forma de trabajar. He ido evolucionando poco a poco, creando un universo propio con recortes y maquetas. No es bueno ni malo, es una forma de trabajo.

– Este universo íntimo queda claro incluso entrando en la web. Los edificios y la forma de mirar a los edificios es el reflejo, creo, de la visión de ti mismo dentro de la ciudad, una visión intimista.
Me gusta que digas eso. El espacio de la web es la casa, primero como un alzado y luego en plano. Esta forma de presentarlo vino de un cuento de Cortázar: “Casa tomada”. En las fotografías presentadas en la serie “El hombre urbano”, la ciudad aparece como una telaraña. En “Pequeñas pasiones” las maquetas reconstruyen el universo mínimo que es la vida, somos seres pequeños en un mundo que nos viene grande y sin embargo albergamos grandes pasiones en nuestro interior. Hablo también de un mundo interior, de pasiones domesticas y de cosas que suceden en los interiores.  Reflejo un universo impregnado del mundo de los cuentos; en estos sentidos son un artista de interior más que de exterior (aunque luego hay otras series que demuestran lo contrario), de interior hacia mí mismo y hacia el interior de cada uno de nosotros.

-Por así decirlo, buscarías esos interiores más que cerrando la puerta y saliendo a la calle, quedándote de puertas adentro.
Me interesa el universo que está al alcance pero que precisamente por estar cerca, pasa  desapercibido. Eso se ve en la casa, sin ir muy lejos.

-¿Cómo es tu proceso de producción? ¿Piensas antes “voy a hablar de una cosa más grande a través de esto mas pequeño” o esto pequeño te sugiere algo más grande? ¿Planeas o te encuentras?
Depende de la serie. En general he evolucionado hacia planificación aunque predomina siempre la  intuición. Pero soy poseído por las imágenes, ellas me llevan y yo me dejo llevar. Luego si no me gusta el resultado no lo publico, si veo un universo concreto que da lugar a una serie pues puedo seguir investigando sobre ello pero me llevo por la intuición. Por ejemplo en la nueva serie “La casa sin puertas”, que abunda también en la idea de la casa: desde el principio supe que quería hablar de la incomunicación, el cómo, pues me dejé llevar, una imagen tras otra.

-¿Cómo se te sugieren los collages, la inserción de unas determinadas imágenes en un determinado contexto?
El proceso depende de las series. En un principio busco una imagen de lo que quiero hacer, me da igual el medio y finalmente las piezas encajan misteriosamente como de milagro, en un proceso sin control los elementos van llegando a ti hasta que encajan. Saber si encajan depende de la sabiduría sobre uno mismo, de lo que te gusta, de lo que has leído. Pero a veces sucede y otras no. Tiene algo de milagroso, todo proceso creativo tiene algo de constancia y también de ese azar.

-¿Las imágenes te dominan a ti o tú dominas a las imágenes?
Me dejo dominar. Pero también ocurre, como en las relaciones, que puedes querer dominar y no te dejan. Lo mejor es aprovechar esa energía de otra forma: yo me dejo utilizar por ellas, de esa forma funcionamos, unas veces mejor, otras peor.

-Supongo que ocurre lo mismo con la palabra, hay textos que por ejemplo empiezan siendo ensayos y acaban siendo ensayos y otros más fluidos en los que empiezas por un lado y terminas por otro que no te esperabas.
El proceso es parecido. La palabra es una herramienta más receptiva o cerebral que la imagen pero son instrumentos iguales de comunicación.

-¿Qué imágenes crees que te influyen?
No sé decirte. Soy un devorador de imágenes, como lo somos todos en gran medida en un mundo dominado por la imagen. Del cine te podría citar: Wong Kar-Wai, de fotografía: tantos, son demasiados. Obviamente en el arte me influyen desde Vermeer, pasando por el surrealismo, el dadaísmo, fotografia desde los clásicos pasando por todos. Me impacta más todo lo relacionado con el mundo de la imaginación. No me interesa el documental o la realidad, lo mio es inventar realidades, pueden ser de revistas realistas pero mi interpretación es siempre desde mi visión de lo imaginario. Pero me influye más  el mundo de la literatura: Borges, Cortazar, Kafka, más que lo que son imágenes visuales, porque al final acaban creando tu mundo interior.

-Pues entonces el número en el que te incluyeron en la revista Exit “Érase una vez…” referente a los cuentos, fue un acierto. Coincidiste entonces con Joshua Hoffine, protagonista de nuestro anterior número individual. Su visión del cuento es la de una moraleja que funciona también para los adultos. ¿La fantasía funciona también como una moraleja o es una forma de evadirte? ¿Cuál es la función del mundo de la fantasía para ti?
Dentro de series como “Fábulas amorales” y “Relatos cortos” no trato de moralizar porque no me considero portador de un mensaje moralizador. Me considero más bien una antorcha que muestra en la noche escenas sorprendentes o alimenta sueños. Soy más eso que un constructor de moralejas. Escarbando dentro de cada imagen cada uno puede sacar las conclusiones que quiera, son imágenes abiertas. Viendo las series enteras se puede sacar un mensaje más concreto pero las imágenes también pueden ser vistas solas, así es como se ven también las personas. Cada una de ellas es realmente una invitación a entrar.

-¿Cuál es tu relación con el público?¿Cómo te llevas con aquellos que te han votado masivamente en nuestra edición de aniversario?
Mi contacto se ciñe a las exposiciones, en la galería o en las inauguraciones. Por Internet también te llega la gente y sobre todo a través del blog [http://paraisoenobras.blogspot.com/] en el que mezclo la pasión por el arte y la literatura y ahora también por el Facebook. Me gusta percibir lo que sienten, no tanto que me halaguen. Se trata de un proceso de comunicación: se necesita contar algo y sentir que a los demás les llega. En el fondo te gusta saber la sensación que provoca tu trabajo. En la medida de lo posible intento contactar y en todo caso contar cómo hago las cosas. Mi forma de escribir también funciona como llave para entrar en mi mundo.

-¿Crees que el mensaje que mandas al mundo llega bien cifrado, que la gente lo entiende?
En general sí. Pero es la gente quien tiene que decir si le interesa o no. Habrá gente que sea más del mundo de la fotografía que se lleva ahora, mas fría u objetiva, más realista o documental y gente que se deje llevar por lo que hago, por el mundo de la fantasía que esta ahí porque todos somos niños y el que no lo sea es un desgraciado. Creo que en ese sentido conecto con lo inconsciente y eso gusta porque gusta salir de los problemas y de la realidad, entrar en mundo de fantasía.

-¿En esa realidad de la que se quiere huir influye mucho el mundo urbano, la ciudad?
Soy por suerte o desgracia un ser urbano. No sabría vivir sin ella. Inevitablemente mis escenas son urbanas, también centrándome en una naturaleza intervenida. La naturaleza sin más me gusta para disfrutarla pero me es mas útil la naturaleza intervenida, su relación con el hombre y la mente del hombre aplicada en la naturaleza y a la inversa.
Esa idea se ve reflejada en una intervención para el festival de Photoespaña en el Barrio de las Letras junto a otro fotógrafo, Juan Santos, donde se tomaron los textos impresos en las baldosas, textos de la poesía del Siglo de Oro o del XIX y se transformaron y mezclaron creando poesías nuevas y colgamos éstas en las farolas, utilizando las fotos tomadas de las palabras. En el otro lado se colocó una especia de diccionario de las palabras utilizadas. Aunque fue complicado fue también un guiño a la intervención urbana y al juego de la imagen y la palabra.

-¿Te pica entonces más allá de la fotografía, hacia otro medio, por ejemplo este de la intervención urbana?
Siempre me ha picado, hacia el vídeo, la animación, donde he hecho mis pinitos que están colgados en la web. Ahora creo que debo centrarme en algo, porque es importante centrarte en un medio por el que se te reconozca.

-Claro. Tocar muchos palos puede que haga que todos no los toques muy bien.
Sí, pero eso no quita que experimente aunque sin publicarlo por considerar que aún no lo domino hasta ese punto.

Finalizamos la entrevista proponiéndole a Alfonso que defina las palabras que han ido configurando los números de la revista Area-Zinc:

Yo
La primera respuesta es tú. La segunda diría: este jodido cabrón que no me abandona nunca

Idílico
Aquello que te gustaría que no se acabase nunca

Fetiche
Por un lado juego y misterio y por otro, me sugiere algo de Tintín, no se por qué. Me sugiere también una parte que no me gusta: la ceguera del hombre ante los cuentos que te venden y compramos, ya sean religiones mitos…

Silencio
… Creo que es algo que falta, haría falta más. Más silencio para pensar antes de decir pero en cierto modo, tiempo. Silencio necesario para acabar diciendo cosas interesantes. Por otro lado, en el mundo en el que vivimos, que es atronador, es difícil encontrarlo. Es algo que busco pero raramente encuentro

Ficción
Primera palabra que no sé si tiene mucho que ver es orgasmo (se ríe a carcajadas). Todo

Delirio
Algo que debe tomarse a dosis pero debería ser obligatorio. Todos deberíamos en un momento de la vida o periódicamente abandonarnos pero también volver. Vivimos demasiado constreñidos por prejuicios, obligaciones y hay que jugar en algún momento

Secreto
Misterio. Sin misterio es muy difícil vivir. Mis pasos se encaminan al misterio. Los griegos tenían la palabra areteia, creo, que se refería a la verdad y que significa literalmente la que gusta de ocultar su rostro. Prefiero sugerir y no exponer. Los japoneses consideran más atractivo lo que esta medio velado por las sombras

Censura
Pues es un componente peyorativo culturalmente, sobre todo para los españoles. Una vez superada la censura que es negativa, porque nadie debería decir a otro lo que tiene que decir o no debe decir, la censura puede ser un juego pero debe ser asumido por ambas partes. Puede dar lugar a algo atractivo. Por ejemplo, tapar los ojos a alguien o que te los tapen puede ser un acto de censura sugerente, porque te privan de un sentido, te encuentras perdido y debes utilizar los otros. De esa manera, y así también ocurría en la época franquista, la privación de algo estimula otras cosas. Hay un componente negativo sin duda pero los seres humanos tenemos la capacidad de reconducir esto hacia algo atractivo.

Alfonso deja esta frase para nuestros lectores como colofón final a este encuentro:

“No os he dejado la puerta abierta pero no os la he dejado cerrada, me he limitado a dejarla entornada”

Anuncios

Una respuesta a “ALFONSO BREZMES – SOLO EXHIBITION – ENTREVISTA DE MARÍA DEL CASTILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s